No lo son, son un engaño. Hay muchísima publicidad creativa que te hace creer que el producto es saludable. ¿No me crees?  Después de leer este artículo, ¿qué tan nutritivos te parecen los cereales de caja, los jugos de fruta para beber, y las galletas vitaminadas? Las empresas que ofertan estos productos son emporios millonarios que los venden principalmente a madres que se preocupan por la alimentación de sus hijos como si fueran sanos.  ¡No caigas en la trampa!
…Simplemente porque tu cuerpo lleva 7 u 8 horas de ayuno mientras descansas en la noche, o sea necesita urgentemente ser “tanqueado” así como un carro sin gasolina!… Además hay órganos “glucoso dependientes”, o sea que dependen de glucosa (azúcar buena para cumplir sus funciones), uno de ellos es nada más y nada menos que EL CEREBRO!… Por lo tanto no es negociable salir rápido sin sentarse a comer, cuadra tu agenda, despiértate cinco minutos antes, consume una fruta entera preferiblemente y no en jugo para conservar la fibra y ayudar a tu intestino a funcionar bien durante el día, consume alguna harina integral ya sea tostada, pan integral, galletas, arepa plana delgada, consume también una bebida caliente de tu preferencia.
"Si te cuesta perder peso, deberías tratar de descubrir, antes de nada, las posibles causas. Podría haber una razón médica que explique los problemas que tienes para perder peso, como una enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 o un desequilibrio hormonal causado por la tiroides, las hormonas sexuales, la insulina o el cortisol", advierte Robbie Clark.
La exploración física que se realiza es completa y se va valorando aparato por aparato para comprobar si existen alteraciones. En los varones debe practicarse un tacto rectal para palpar la próstata y un estudio de identificación de sangre oculta en heces; y todas las mujeres deben someterse a un tacto ginecológico, aunque se les haya extirpado la matriz.
Si, hasta este punto has estado siguiendo los primeros doce puntos de esta lista, tu cuerpo deberá estar descansado, recargado y has de ser una maquina quema grasa. En este caso si decides hacer ejercicio lo que sucederá es que perderás aún más grasa y tonificarás tu cuerpo. Opta por hacer la actividad que más te gusta. Así te mantendrás motivado y veras mejores resultados.
El término “dieta baja en hidratos de carbono” está hoy más fuertemente asociado con la dieta Atkins. Sin embargo, hay una serie de dietas que comparten en diversos grados los mismos principios (por ejemplo, la dieta de la zona, La dieta Go Lower Diet, la dieta de la Tierra (The Earth Diet) y la dieta South Beach). Por lo tanto, no existe una definición ampliamente aceptada de lo que precisamente constituye una dieta baja en hidratos de carbono. Es importante señalar que el nivel de consumo de carbohidratos definido como bajo en carbohidratos por los investigadores médicos puede ser diferente del nivel de hidratos de carbono definidos por los asesores de la dieta. A los efectos de esta discusión, este artículo se centra en las dietas que reducen la ingesta de hidratos de carbono lo suficiente como para reducir drásticamente la producción de insulina en el cuerpo y para fomentar la cetosis (producción de cetonas para ser utilizado como energía en lugar de la glucosa).
También deben buscarse trastornos gastrointestinales, como la dificultad para comer, la disfagia, la anorexia, la náusea y los cambios en el hábito de la defecación. Hay que preguntar por viajes y el consumo de cigarrillos, de alcohol y de toda clase de medicamentos, e indagar también sobre los antecedentes de otras enfermedades o de intervenciones quirúrgicas, así como sobre las enfermedades de los familiares. Hay que evaluar los factores de riesgo de la infección por el VIH, y también deben buscarse signos de depresión o de demencia senil.
Cuando una persona desarrolla una diabetes de tipo II es normal que reduzca kilos, ya que las células del cuerpo son incapaces de absorber la energía de la principal fuente que es la alimentación. Como consecuencia, el organismo no tiene otra forma de obtener la energía que a través de la grasa acumulada y del músculo, por lo que comienza el declive del peso del individuo.
Prueba la dieta de alimentos crudos si te gustan las frutas y los vegetales crudos. Esta es la mejor opción para las personas que no les gusta la carne y están cansadas de cocinar. Como su nombre lo indica, esta dieta consiste en consumir únicamente alimentos que no hayan sido preparados o cocidos. Es posible perder peso al consumir una gran cantidad de frutas y vegetales frescos, además de leche de coco, nueces, semillas y otros alimentos crudos.[14]
Y es que la mayoría de la gente habla de perder peso sin tener en cuenta la pérdida de grasa. Y el peso es un factor tan variable que puede llevarte directa a la confusión y a la frustración. “Usamos los términos perder peso y perder grasa de manera intercambiable, pero son cosas muy diferentes”, dice el equipo de KilosOut. Por sí, puedes hacer una dieta extrema que te haga perder peso de forma rápida pero no grasa, y volver a ganar después el doble.
Las dietas bajas en hidratos de carbono se utilizan para tratar o prevenir ciertas enfermedades y condiciones crónicas, incluyendo: enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, hipertensión arterial y diabetes.3​4​ Asimismo, muchas personas con enfermedad inflamatoria intestinal o trastornos gastrointestinales funcionales, como el síndrome del intestino irritable, emplean esta dieta u otras similares (como la dieta paleolítica o la dieta baja en FODMAP) para aliviar sus molestias digestivas.5​ Puesto que se suprime o reduce el consumo de gluten, el alivio de los síntomas con esta dieta puede indicar la presencia de una sensibilidad al gluten no celíaca o de una enfermedad celíaca no reconocida y podría impedir o enmascarar su diagnóstico y correcto tratamiento, que es una dieta sin gluten de manera estricta y mantenida de por vida.5​6​7​ Sin el tratamiento adecuado, la enfermedad celíaca puede provocar complicaciones de salud muy graves, entre las que cabe señalar diversos tipos de cáncer (tanto del aparato digestivo, con un incremento del riesgo del 60%, como de otros órganos), trastornos neurológicos y psiquiátricos, otras enfermedades autoinmunes y osteoporosis.8​9​10​11​ 12​ 13​14​
Asimismo, hay que hacer ejercicios que fortalezcan para los huesos. Un buen ejemplo son los saltos. “Lo ideal es correr, hacer ejercicios con step, saltar a la comba, hacer pequeñas sentadillas con salto o zancadas también con salto”, dice este experto. Algo que, en general, se desconoce es que “a partir de esta edad la mujer tiene que ir reduciendo los ejercicios cardiovasculares, ya que su exceso conlleva una pérdida de masa muscular y ósea. Por ejemplo, se pueden hacer 3 o 4 días de ejercicios de fuerza a la semana y 1 o 2 de cardiovascular”.
×